Cuidados dentales del perro

Cuidados dentales del perro adulto

Llegada cierta edad, los perros tienden a formar en sus dientes placas de sarro. Estas placas de sarro tienen dos consecuencias inmediatas sobre el perro: mal aliento o halitosis, y enfermedad de las encías (enfermedad periodontal). Estas dos situaciones son mucho más frecuentes en razas miniatura como el Yorky, chihuahua, y en general perros miniatura, pero también pueden aparecer en razas medianas incluso grandes.
La mejor manera de prevenir el sarro es con una alimentación a base de pienso, evitando las dietas blandas, que depositan restos de alimento y favorecen el aumento de la placa.
Los huesos de juego para la limpieza dental también son adecuados, y existen líquidos antisépticos que se añaden al agua de bebida que pueden frenar el progreso de la placa de sarro.

¿Qué hacer cuando el perro tiene sarro?
Cuando el perro tiene sarro es inevitable la limpieza dental para su resolución definitiva. Nuestros quirófano veterinario dispone de un equipo de limpieza dental por ultrasonidos que limpia el esmalte. Posteriormente se pule con un pulidor dental, al igual que hace nuestro dentista en su consulta. En perros pequeños se hace necesario repetir la limpieza cada dos o tres años dependiendo de la propensión que tenga nuestro perro a padecer este problema.

¿Es necesaria la anestesia para la limpieza dental?
Sí. Es muy importante que el perro esté anestesiado, pues por un lado los aparatos de limpieza dental funcionan con agua que puede ser aspirada por el aparato respiratorio del perro y por otro lado es imprescindible que el animal permanezca quieto en todo momento. El riesgo anestésico en pacientes sanos es mínimo, y la intervención es corta. Siempre es recomendable un chequeo preanestésico para valorar correctamente al animal antes de ser anestesiado.