Adiestramiento cachorros

Educación del cachorro

Educación y adiestramiento del cachorro:
Desde bien pequeñito, el cachorro tiene que aprender las normas de convivencia con las personas. Es cierto que podemos intuir cuál va a ser el carácter del cachorro a partir de las seis semanas de edad. Hay cachorros más dominantes, que requieren una mayor dedicación, y otros más sumisos en los que la tarea del adiestramiento es más sencilla.

Al igual que en la psicología humana, la educación del cachorro se basa en reforzar las buenas conductas, e ignorar o reprender las malas. La base de toda educación de un perro es la dedicación. Podemos comenzar a enseñarle órdenes básicas como a sentarse, tumbarse, siempre con refuerzo positivo. La herramienta clave para la educación de un cachorro es el juego. Disfruta con él.

Hay casos complicados, por conductas inapropiadas del cachorro, que pueden necesitar la actuación de un veterinario especialista en comportamiento. Nuestra clínica cuenta con un servicio externo de etología para los casos más complicados.

¿Cómo enseñar al cachorro que haga sus necesidades en la calle?
Es importante mantener un horario estricto de salidas a la calle, incluso los fines de semana que es cuando más trabajo nos cuesta. También es preferible darle su ración de comida y sacarlo después de la comida, pues los cachorros tienden a defecar después de comer. Estos aspectos son importantes y hay que tener paciencia. En cuestión de unas semanas el cachorro aprenderá. Si nuestro cachorro tiene la suerte de compartir paseo con otros perros, puede socializarse pronto y aprender de sus congéneres.

Baño del cachorro

Aseo del cachorro

Los cachorros pueden lavarse, incluso aunque no hayan sido vacunados todavía.

Es importante tomar unas precauciones básicas, como usar un buen champú para cachorros. No es recomendable usar champús antiparasitarios en animales de pequeño tamaño, pues pueden intoxicarse. Lo mejor en el caso de que estén parasitados por pulgas o garrapatas, es usar otro producto adecuado para ello, como pipetas o spray antiparasitario para cachorros.

Una vez lavado el cachorro, se recomienda secarlo primero con una toalla y después con un secador suavemente. Podemos comprobar la efectividad del secado pasando los dedos a contrapelo por el lomo del perro hasta que notemos que está completamente seco.

En situaciones especiales, como perros muy parasitados o muy sucios incluso con productos pegajosos o potencialmente tóxicos, es recomendable encargar la limpieza del animal a un profesional. En la clínica veterinaria Ayora disponemos de un servicio de peluquería canina y felina a su disposición para cuando lo necesite.

Vacunación de los cachorros

Vacunación del cachorro

La edad ideal de vacunación de un cachorro es a partir de las 6 semanas de edad. Los veterinarios sabemos que la vacunación es fundamental para proteger a nuestro cachorro de enfermedades como el moquillo, parvovirus, hepatitis vírica y leptospirosis. Existen muchas vacunas en el mercado veterinario. Unas son más económicas y otras algo más costosas. La diferencia entre una pauta de vacunación “económica” y una pauta de vacunación adecuada, radica en la calidad de la vacuna y en la pauta de vacunación. No es lo mismo utilizar vacunas que rompen la barrera inmunitaria de la madre y protegen desde el primer momento, a utilizar pautas de vacunación menos eficaces, que pueden dejar al cachorro indefenso.
Además, no es lo mismo realizar revacunaciones de todas las enfermedades víricas, que revacunar únicamente una vez de cada enfermedad al cachorro. Nosotros recomendamos 3 vacunas, con un intervalo de 15 días entre vacuna. Además recomendamos que la pauta de vacunación incluya al menos dos revacunaciones contra moquillo y parvovirus.

Vacuna de la rabia, pasaporte y microchip:
La vacunación de la rabia tiene que hacerse obligatoriamente en animales con microchip. A su vez, el número de microchip, debe ir reflejado en una documentación oficial, que es el pasaporte. Por ello, el veterinario administra la primera vacuna de la rabia, microchip y pasaporte, en el mismo acto clínico. Esto suele ser al mes de la última vacuna de las enfermedades de cachorro.
La identificación con microchip y la expedición del pasaporte se realizan sólo una vez en toda la vida del animal. Una legislación comunitaria cada vez más exigente nos obliga a mantener a nuestro perro correctamente identificado y vacunado. Los veterinarios sabemos que esto es beneficioso para su animal.

Vacuna de la leishmaniosis
Aunque la vacuna de la leishmaniosis es una vacuna de reciente aparición, su eficacia ha sido muy comentada en diferentes foros. En la clínica veterinaria Ayora pensamos que no hay armas suficientes para combatir la leishmaniosis. ¿Por qué no usar todos los mecanismos de protección que tenemos a nuestro alcance? Como veterinarios pensamos que es necesario vacunar a los perros de leishmaniosis a partir de los 6 meses de edad. Además, es importante usar otros métodos de protección como las pipetas y collares registrados para su uso como preventivos de la picadura del mosquito phlebotomo, transmisor de la leishmaniosis.

¿Puedo sacar a mi perro a la calle sin estar vacunado?
No es conveniente. Lo normal es que el perro salga a la calle a los 15 días de la primera vacuna, que es cuando ésta ha hecho su efecto sobre el sistema inmunitario. Esto coincide con la aplicación de la segunda vacuna.